La hoja de ruta de la transformación digital: entiende sus 5 fases

Gabriel Giusto
gabriel@grupocetro.com

Hola Ciberlectores!!! Acá un un poco de actualidades, sin más introducción empezamos…

Si bien está bastante claro cuál es la importancia de la transformación digital para las empresas, la tarea de implementarla efectivamente puede parecer compleja para los que no están habituados con el concepto.

Para facilitar el proceso, lo hemos simplificado en 5 etapas que verás a continuación.

1. Enfoque en la experiencia del cliente

Si observamos las empresas más exitosas de la actualidad, como Netflix, Uber o Amazon, es fácil identificar el denominador común — todas tienen al cliente en el centro de su estrategia. 

Eso significa que, más allá de comercializar sus productos y servicios, tienen misiones que aportan valor para el consumidor y buscan no solo atender sus necesidades, sino hacerlos más felices.

Así, poner el cliente al centro del modelo de negocio, es el primer paso para implementar la transformación digital, eso porque las tecnologías disruptivas son el puente para la satisfacción de los clientes, ya que soluciones como Big Data, Machine Learning, Realidad virtual, entre muchas otras, abrazan la orientación al consumidor.

2. Inversión en talentos digitales

La transformación digital se hace con personas. 

Teniéndolo en cuenta, las empresas deben, primero, realizar un análisis de su estructura organizacional para identificar las áreas fundamentales que necesitarán de inversión en capacitaciones y/o contrataciones para el desarrollo de habilidades esenciales en el siglo XXI.

El objetivo es preparar al personal para que todos hagan parte del proceso de transformación digital.

3. Implementación digital en todas las escalas de la organización

Todos los agentes involucrados en el negocio deben participar del proceso de transformación digital, desde su planificación hasta la implementación efectiva. 

En especial, los equipos directivos y líderes, que juegan un papel fundamental en el aporte de este proceso, una vez que son los responsables por establecer la estrategia, analizar las implicaciones y guiar a los demás miembros durante la jornada.

Otro equipo de suma importancia es el RRHH, responsable por, en este nuevo escenario, cuidar de las contrataciones, formaciones, evaluaciones y otros factores clave para adaptar la nueva visión digital a los trabajadores de la organización.

4. Incorporación de innovación

La innovación tecnológica debe introducirse en dos sentidos. 

El primero requiere un análisis de los procesos y actividades desarrolladas en la actualidad, identificando cuáles pueden digitalizarse para volverse más ágiles, eficientes y positivas para la experiencia de los clientes. A esto lo llamamos innovación evolutiva.

Paralelamente, la empresa debe considerar innovaciones disruptivas para desarrollar soluciones partiendo de cero, es decir, sin ninguna herencia de procesos anteriores. Esto tiene como objetivo encontrar nuevas soluciones — más potentes — para sobresalir frente a la competencia.

Para saber cómo incorporar la innovación de forma efectiva, la empresa debe diseñar una ruta que defina:

  • en qué tecnologías digitales debe invertir;
  • qué capacidades/habilidades los miembros de la empresa deberán desarrollar;
  • cuál será el costo y el retorno estimado de la inversión;
  • qué cambios serán necesarios, tanto en la gestión de los equipos, en la cultura organizacional, en la estructura física, etc.;
  • cuáles serán los cambios en los procesos dirigidos por el RRHH;
  • cuáles serán las áreas y/o personas responsables por liderar la transformación digital;
  • cómo será medido el éxito de las tecnologías implementadas.

5. Medición de resultados y visión de futuro

Habiendo considerado los pasos anteriores, es necesario medir los resultados logrados con la implementación de la transformación digital. Este paso debe responder cuestiones clave, como:

  • ¿la instauración fue exitosa?
  • ¿se alcanzaron los resultados esperados?
  • ¿cuál ha sido el retorno sobre la inversión?

También es esencial evaluar, de manera detallada, qué hace falta mejorar y cuáles son las metas para el futuro. De ese modo, es posible continuar creciendo, mejorando las acciones futuras y evitando posibles pérdidas o errores.

Finalmente

La transformación digital busca cumplir objetivos que abarcan mucho más que la modernización y el uso de la tecnología. 

Su papel en las empresas es fundamental para mejorar la experiencia, tanto interna cuanto externa, reducir costos, aumentar la visibilidad de la marca, entre muchos otros factores.

Para implementarla de manera eficiente, la cultura digital debe estar presente en toda la estructura del negocio y hacer parte de todas las decisiones estratégicas.

El futuro es sorprendente!!!